Marcarse objetivos es el primer paso para convertir lo invisible en visible.