Correr es una de las mejores soluciones para despejar la mente.